Imprimir

¡Mi hijo de 16 años ya toma alcohol!

Hace unos días me escribió un padre muy molesto por lo que estaba pasando con su hija de escasos 16 años, me dijo “no sé cuando se me salió de control esta chamaca, recuerdo que me prometió beber poco y con responsabilidad si le daba permiso, y no cumplió su palabra, cómo hacerla entender que debe beber con moderación, realmente es una chica inmadura, estoy arrepentido de haberle dado permiso, lo que pasa es que me confié porque aquí en casa no tomaba mas allá de dos tragos…”

Esta es la historia de muchísimos hogares donde hay hijos adolescentes con padres permisivos, son hogares guiados por padres poco comprometidos o de plano negligentes. Debemos tener presente que el alcohol es uno de los intereses más fuertes que tiene un adolescente promedio, se estima que 7 de cada 10 adolescentes ya han consumido alcohol por lo menos en una ocasión, y la mayoría lo hicieron en fiestas familiares, algunos incluso con la anuencia de sus padres lo que es más lamentable.

Cada día es más frecuente recibir en consulta clínica casos asociados al alcohol; desde haber sido descubierto con aliento alcohólico, hasta la penosa experiencia de visitarlo en la sala de emergencia del hospital por congestión alcohólica o por estar involucrado en algún accidente automovilístico. Por un lado tenemos a una generación de adolescentes sobre-estimulada al placer, que creen que para ser populares y pasarla bien deben estar tomando alcohol, y por otro lado tenemos padres permisivos.

Es triste darse cuenta que buena parte de esta generación está siendo formada por padres que creen que el mejor maestro de sus hijos debe ser la vida misma, por eso dejan que los hijos aprendan “metiendo la pata”, entonces estos padres prefieren pagar los gastos de líos en los que se meten sus hijos, que enseñarlos a no meterse en ellos. Padres que permiten que sus hijos vayan a la fiesta en el carro de su amigo sólo porque les da flojera llevarlo y traerlo, recuerdo a uno de estos padres que me comento “si quiere ir a la fiesta que consiga alguien que pase por él, el colmo es que yo me desvele para que el jovencito se divierta”. Muchos adolescentes tienen padres que les permiten tomar licor sólo porque sus amiguitos lo están haciendo, …”que puede uno hacer si en todas las fiestas toman estos chamacos, y ni modo de no dejarlo ir, sólo que se cuide” así es, este adolescente se va a cuidar pero de que sus padres no lo descubran borracho. Lamento decirles que cada día encuentro más padres que permiten que sus hijos adolescentes lleguen a altas horas de la noche de una fiesta sólo porque a las 12 apenas comienza todo.

Igual que en muchas ciudades, aquí en Tijuana tenemos nuestra nuestra zona roja, una área de tolerancia bien identificada y conocida como la “Zona Norte”, para nadie es sorpresa pasar por ahí y ver adultos cayéndose de borrachos, prostitución y demás pasatiempos asociados, lo vemos como “algo normal”. Pues los adolescentes y jóvenes también tienen su “Zona Norte” conocida como “la sexta”, pregúntale a un adolescente promedio si conoce “la sexta”. A nosotros los padres nos debería preocupar el consumo de alcohol y el comportamiento en adolescentes en esta zona de la ciudad, créanme es alarmante, si lo duda basta con darte una vueltecita a las 2AM por “la sexta”, les aseguro que se sorprenderán.

Estimados lectores, no les de flojera ejercer su autoridad; están siendo líderes (sin que se lo hayan propuesto quizá) de una generación que tomará decisiones importantes el día de mañana ya sea como padres, empleados, comerciantes, industriales o gobernantes, ¿qué le estás modelando a esta generación? ¿eres un modelo digno de imitar? Por lo menos asegurate que tu estilo de paternidad no sea permisivo ni sobreprotector los dos son igual de dañinos; anímense a disciplinar inteligentemente, saquen de su método disciplinario los gritos, malos tratos y abusos. Los adolescentes necesitan límites y reglas para contenerse, claro que esto no te hará popular entre tus hijos, sin embargo les pavimentarás el camino al éxito.

Te lo agradecerán un día.

Autor: Lic. Gabriel Bello Martínez / Psicólogo clínico especialista en adolescentes. Autor de “Padres con sentido común”
Puedes contactarlo en www.gabrielbello.com, Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
(664) 681.2030 - (619) 730.6768 y 152*15*41403

Gabriel Bello

Psicólogo clínico especializado en adolescentes

Mex: (664) 608.0095

Cel: (664) 386.9773

USA: (619) 730.2404

Twitter:

Gabriel_BelloTJ

Email: 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Facebook: 

https://www.facebook.com/psicoteensGB/

 

 

Visitas

2115234
Hoy
Esta semana
Este mes
425
2124
7888