Imprimir

14 de Febrero

La tradición dice que el 14 de febrero, es el día dedicado tanto por amigos como por parejas, para decirse lo importante es uno para el otro. Desde un dulce hasta enormes peluches, pasando por ramos de rosas, son algunos de los muchísimos recursos utilizados, para demostrar los sentimientos o decir “te amo”. El 14 de febrero es un día en el que gente de muchos países, gasta cantidades importantes de dinero, con el propósito de ver fortalecido el amor o la amistad que sienten por alguien en particular.

En las escuelas, no importa el nivel ya sean preescolares o universidades, la dinámica es la misma, dar y recibir detalles en el marco del día del amor y la amistad. Incluso es tanta la necesidad de no pasar por alto esta fecha, que se colocan afuera de los centros escolares, puestos saturados de artículos del “día de San

Valentín”, para no batallar en su compra y así de pasadita, adquirir mínimo un globo rojo para el mejor amigo.

Esta situación es tradicional al exterior de la familia, amigos y parejas, pero ¿qué pasa hacia el interior de la familia? ¿Será posible celebrar el día de San Valentín en familia?

Yo creo que si, además creo que deberíamos planear esta fecha con antelación y hacer también del 14 de febrero, una celebración familiar que pudiéramos aprovechar, para el fortalecimiento de los preciados valores como son el amor y la amistad.

La amistad es uno de los valores fundamentales para la sana convivencia entre los hermanos, de la amistad nacen otros valores básicos como el respeto, la tolerancia, la cordialidad, la colaboración, y el compañerismo. Imaginemos por un momento un hogar cuyos hijos se respetan entre sí, y respetan las pertenecías de cada uno, se apoyan en tareas o proyectos aunque no les correspondan; un hogar donde los hermanos se tratan con amabilidad y se preocupan por el bienestar uno del otro, vamos mas alla, un hogar donde se pudiera escuchar decir a uno de los hijos “mi hermana es mi mejor amiga”, que expresión tan hermosa y llena de amor.

Créeme, es sumamente agradable vivir en un hogar con armonía y amistad entre los hermanos. ¿Y sabes qué? no es imposible lograrlo, claro es más fácil hacer amigos fuera de hogar porque no hay una exposición diaria. Todos sabemos que la convivencia entre hermanos es una dinámica cargada de peleas, desacuerdos, discusiones vanas, y faltas de respeto, principalmente por violarse los espacios o tomarse las pertenencias sin permiso.

¿Que hacer? Comienza por enseñarle a tu hijo a ser amigo de sus hermanos. Explícale lo importante de la amistad entre ellos y los beneficios que te acabo de señalar, para ello es necesario que se sienta importante dentro de la familia, así que enfócate en lo positivo que todos tienen, y comienza por valorar en la misma magnitud a todos tus hijos, no cometas el error de desconocer, maximizar o minimizar las habilidades, fortalezas o cualidades de ellos; si un hijo se percibe valorado en el mismo nivel que sus hermanos, el vínculo entre ellos se fortalece, y la amistad es factible de vivirse.

Proponles festejar en familia este 14 de febrero; desde el hijo más pequeño (que quizá requiera de más ayuda), hasta el mayor, (con el que quizá debas hacer trabajo de convencimiento), todos festejando con el mismo propósito, fomentar la amistad entre ellos. Yo sugiero comenzar con una “carta de amistad”, no es costosa pero si valiosísima por los efectos que deja en la persona.

En estos días le pedí a uno de mis pacientes que hiciera el ejercicio “día del amor y la amistad en familia”, y buscara la manera de hacerle saber a su hermano cuánto lo quiere y lo importante que es para él, y me envió copia de esta pequeña nota que colgaba de un enorme globo rojo, y que le entrego a su pequeño hermano.

“Hermano, se que te extrañará leer esto sobre todo porque casi no hablo contigo en el día, ya sabes, la universidad me quita todo mi tiempo y siempre ando a la carrera, pero quiero decirte que eres muy importante para mi, que te quiero como no lo imaginas, nunca te lo había dicho, supongo que a tus ocho años, ya lo debes saber porque somos hermanos. No importa que tu conducta no sea la mejor, o que tomes mis cosas sin mi permiso, te perdono hermanito. Y feliz día de San Valentín. Cuenta conmigo para lo que sea, y cuando mis padres no te sepan escuchar, o no tengan tiempo para ti, ven conmigo porque a partir de hoy, quiero ser tu mejor amigo. Atentamente tu hermano mayor”

¿Cuánto tiempo le toma a un hijo hacer una nota como esta?, diez minutos quizá sean muchos, pero el efecto durará para toda la vida.

Fomentemos la amistad entre los hermanos todos los días, no esperemos a que sea 14 de febrero para hacerlo; de la amistad profunda nace el amor, porque el amor es el grado máximo de la amistad.

¡Feliz día del amor y la amistad!

Autor: Gabriel Bello

 

Gabriel Bello

Psicólogo clínico especializado en adolescentes

Mex: (664) 608.0095

Cel: (664) 386.9773

USA: (619) 730.2404

Twitter:

Gabriel_BelloTJ

Email: 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Facebook: 

https://www.facebook.com/psicoteensGB/

 

 

Visitas

1615615
Hoy
Esta semana
Este mes
513
7467
19865